viernes, 27 de marzo de 2015

Las ciento veinte jornadas de Sodoma (Sade)

Novela del Divino Marqués escrita hacia 1785, estando preso en la fortaleza de Vincennes.
 - En un castillo perdido de la Selva Negra, cuatro libertinos -el duque de Blangis, su hermano el obispo, el presidente de Curval y el financiero Durcet- se encierran para celebrar una monstruosa orgía de ciento veinte días de duración en la que se desarrolla un complejo ceremonial en el que los cuatro libertinos, rodeados de cuarenta y dos objetos de lujuria, someten a sus más desenfrenados deseos a sus esposas, a un grupo de ocho muchachos y ocho muchachas, a ocho bujarrones, a cuatro prostitutas sexagenarias, a seis sirvientas y, por último, a cuatro alcahuetas cronistas cuya función es la de relatar las seiscientas perversiones que en la clasificación de Sade corresponden a las pasiones simples, dobles, criminales y asesinas.
En su relato, el marqués se deleita en el detalle minucioso y en la casi científica descripción de la historia natural del hombre interpretada a través de sus pasiones.
En esta novela es el "cuerpo" el creador de la ficción, entremezclándose en sus páginas las leyes del deseo más allá de toda piedad y toda esperanza. La transgresión como la ley suprema del erotismo.