lunes, 14 de abril de 2014

ANN RADCLIFFE (1764-1823)

Poco se sabe de esta poetisa y novelista nacida en Londres en 1764. Mujer de vida tranquila y apacible, casada con William Radcliffe, editor del semanario English Chronicle y de quien tomó el apellido para firmar sus novelas que empezaron a publicarse con éxito a partir de 1790.
Precursora y máxima representante de la llamada "Novela Gótica", autora que se distingue por su capacidad de entremezclar el relato de terror y de suspense con una profunda sensibilidad romántica.
Sus obras se inspiran en los ambientes fantásticos de las novelas francesas y alemanas e influenciaron a numerosos novelistas por su gran riqueza imaginativa. El género de la novela gótica se caracteriza por su gusto por los salvajes panoramas naturales, las intrigas de sus personajes, las situaciones sobrenaturales y enigmáticas y los dramas pasionales de sus protagonistas. Es incuestionable que la obra de Ann Radcliffe es una anticipación inconfundible del Romanticismo. En sus novelas hay poco de horror físico, su visión histórica es casi inexistente, pero pocos autores han utilizado el "realismo" con más precisión o han deleitado con su visión romántica de la naturaleza y con la lucha persistente contra el mal.
- A Sicilian Romance (1790)
- The Romance of the Forest (1791)
- The Mysteries of Udolpho (1794)
- The Confessionary of the Black Penitents